Agencia Social Media y Marketing Online. Madrid, Barcelona y Valencia
hola@empresas2cero.com

Las empresas pueden y deben mejorar el email marketing

agencia marketing online

Hoy en día hablar de email marketing parece hacer un viaje al pasado, hacia algo que ya está pasado de moda. Hoy nuestros compañeros de la agencia de marketing online nos traen una serie de consejos que pueden ayudar a las empresas a “revivir” una forma de marketing que no está obsoleta, sino que debe ser mejorada. Os dejamos con ellos:

Durante la primera década del siglo XXI el email marketing supuso una gran revolución dentro del marketing. Lo cierto es que en aquella época el marketing online estaba dando sus primeros pasos y tanto en nuestra agencia de marketing online como en la mayoría de empresas del sector, el email era toda una revolución para hacer llegar la información de las marcas directamente al consumidor.

Desafortunadamente el email marketing cavó su propia tumba debido al abuso que algunas compañías hicieron del mismo. El consumidor daba su dirección de correo electrónico confiado en que la marca lo utilizaría para enviar información “de vez en cuando” y al final acababa recibiendo cada día un gran número de correos que no le interesaban.

Esto hizo que los consumidores terminaran por no abrir los correos y que el email marketing quedara un poco de lado como herramienta publicitaria. Sin embargo, desde nuestra agencia de marketing online sabemos que el email marketing usado con racionalidad puede ser una muy buena herramienta, para ello hay que tener en cuenta una serie de aspectos antes de comenzar a mandar los emails.

Lo primero es contar con una buena base de datos actualizada de personas que puedan estar interesadas en el producto o servicio, lo segundo es trabajar el contenido para que el mail pase la barrera y llegue a la bandeja de entrada y no a la de spam. Por último, para conseguir que el correo sea abierto, nada como establecer los mejores días y horas para enviar la información, aportar información interesante y, sobre todo, no abusar de esta forma de comunicación.