Agencia Social Media y Marketing Online. Madrid, Barcelona y Valencia
hola@empresas2cero.com

Gestionar redes sociales y no morir en el intento

agencia social media madrid

El artículo de hoy corre a cargo de nuestros compañeros de la Agencia Social Media Madrid, que nos traen una recopilación de ideas para evitar que el trabajo en las redes sociales acabe agotando nuestra paciencia y nuestras ganas. Os dejamos con ellos:

Ha llegado el verano y eso se nota en nuestra Agencia Social Media Madrid y es que el que no está ya en la playa está pensando en ella y es que siempre viene bien tomarse un descanso. No obstante, para aquellos que no tenemos la suerte de irnos todavía de vacaciones, no está de más recordar una serie de consejos que pueden ayudarnos a sobrellevar nuestra labor de gestión de redes sociales.

Nuestro trabajo implica estar constantemente conectados, no solo a las redes sociales sino también a otros medios de comunicación como el teléfono o el mail. Los últimos estudios revelan que un trabajador medio puede perder hasta 2 horas de trabajo por culpa de interrupciones como mirar el correo electrónico o atender a las redes sociales. ¿Te imaginas la cantidad de trabajo que podrías adelantar en ese tiempo? Pues bien, para que esa gestión de redes sociales sea más llevadera y más productiva, desde la Agencia Social Media Madrid os recomendamos:

– Determinar en que horas es más productivo publicar en redes sociales y hacer las publicaciones a esas horas.

– Establecer varios momentos concretos a lo largo del día para consultar las redes sociales. Ver si hay menciones, contestar mensajes, etc.

– No parar para consultar el correo electrónico cada 5 minutos, sino establecer un margen de tiempo. Puede por ejemplo dedicarse 5 ó 10 minutos a esta tarea cada hora u hora y media.

Además de estos consejos, debemos tener en cuenta que no rendimos igual a primera hora de la mañana que a última de la tarde. Por ello es mejor fijar un planning de trabajo en la que hagamos las tareas que requieren una mayor atención y esfuerzo durante las primeras horas de trabajo, dejando las tareas más pequeñas y livianas para las últimas horas de la jornada de trabajo.