Agencia Social Media y Marketing Online. Madrid, Barcelona y Valencia
hola@empresas2cero.com

Curso redes sociales para empresas: evitar comportamientos

claves de los cursos redes sociales para empresas

Curso redes sociales para empresas: comportamientos que debes evitar

Cuando impartimos un curso redes sociales para empresas, siempre nos centramos en que es lo que deben hacer las marcas para conseguir mejorar su comunidad y conseguir más engagement con los usuarios. Sin embargo, tan importante como saber que es lo que hay que hacer, es saber que conductas es mejor omitir.

No hacer algo puede implicar que no se llegue al target deseado, que no se consiga engagement, que haya que gastar más dinero en marketing… desde luego todo esto causa consecuencias negativas en la estrategia online de la marca, pero hacer algo mal puede ser todavía peor que no hacerlo ya que puede generar una crisis de reputación. Es por ello que cuando diseñamos un curso redes sociales para empresas, ponemos especial énfasis en aquellas conductas que debemos evitar y de ellas os queremos hablar hoy.

Saltarse la estrategia

En múltiples ocasiones hemos remarcado la necesidad de diseñar una estrategia antes de lanzarse a interactuar en las redes sociales. Pues bien, tan importante como diseñar esa estrategia es seguirla. De nada nos sirve diseñar un plan anticrisis si llegado el momento quien debe seguirlo no se atiene a él.

Dejar redes sociales abandonadas

Sin lugar a dudas uno de los puntos clave a tener en cuenta en todo curso redes sociales para empresas, nunca hay que abarcar más de lo que se puede. Es mejor tener presencia en menos Social Media y poder atenderlos todos debidamente que abrir perfil en un montón de redes sociales y luego no disponer de tiempo para compartir contenido e interactuar en todas.

Barrer siempre para casa

Nada de pasarse el día comentando las bondades de la marca. Esta conducta, lejos de conseguir más seguidores para la marca, puede provocar todo lo contrario. Hay que encontrar el punto de equilibrio adecuado entre la información sobre la empresa y otras informaciones que puedan resultar de interés a quienes la siguen en redes sociales.

Tomarse las críticas como algo personal

La interacción implica que la marca, tarde o temprano, acabará recibiendo por alguno de sus canales de comunicación una crítica por parte de algún usuario con más o menos razón. En este caso es imprescindible, como comentábamos en el primer punto, atenerse a la estrategia prefijada pero, sobre todo, es importante actuar con objetividad y no tomarse las críticas como algo personal. Actuar con educación y diligencia es la mejor forma de evitar que esos comentarios afecten a la imagen de la marca.

Ignorar las estadísticas

La única forma de saber si la estrategia aplicada está teniendo éxito es recurrir a la monitorización. Hoy en día pueden encontrarse infinidad de herramientas, muchas de ellas gratuitas, que permiten medir todas las acciones que se desarrollan en las redes sociales así que no hay excusa para no estar al tanto sobre si lo que se está haciendo está teniendo éxito o no.