Agencia Social Media y Marketing Online. Madrid, Barcelona y Valencia
hola@empresas2cero.com

Grandes meteduras de pata en social media

Meteduras de pata en social media

Desde nuestra Agencia de Social Media en Madrid nos traen hoy una interesante recopilación de errores cometidos en social media por marcas muy populares. Un buen ejemplo de que es lo que no debemos hacer.

El primer ejemplo de mala praxis viene protagonizado por Nestlé que debido a su polémica con Greenpeace acabó recibiendo un gran número de críticas en las redes sociales. Todo comenzó cuando Greenpeace acusó a Nestlé de comprar aceite de palma para elaborar sus productos a un proveedor que se saltaba a la torera las leyes de protección de la naturaleza para elaborar sus productos. A raíz de estas informaciones los seguidores de Nestlé comenzaron a hacer comentarios sobre las mismas en los perfiles de la marca. La respuesta del community manager de la marca no se hizo esperar, empezó a eliminar comentarios y ante las críticas recibidas vino a decir a los seguidores, poco más o menos, que el muro era suyo y que allí se publicaba lo que a él le daba la gana.

No merece mucho comentario, está claro que proclamarte dueño y señor del perfil de la marca a la que representas no es la mejor manera de mejorar la reputación online de la marca ni de conseguir más seguidores.

El segundo ejemplo lo protagoniza la todopoderosa Henkel. Para hacer marketing online de su nuevo lavavajillas antes de sacarlo al mercado, la marca decidió incentivar a sus seguidores a participar en el diseño de su nueva botella. A priori esta fue una buena decisión porque lo cierto es que los seguidores aceptaron la oferta y se pusieron manos a la obra para dar nuevas propuestas. El problema fue que sin mediar palabra Henkel decidió por si misma el diseño de la botella, con el consiguiente enfado de sus seguidores y su posterior renuencia a participar en acciones similares organizadas por la marca.

Está bien incentivar a los usuarios a participar pero de nada sirve pedirles feedback si no vas a hacerles ni caso. En este caso hubiera sido mejor dar las gracias a los seguidores por su participación e indicarles que finalmente la marca había decidido usar un envase diseñado por ella misma.

(function(d){
var js, id = ‘facebook-jssdk’; if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(‘script’); js.id = id; js.async = true;
js.src = “//connect.facebook.net/en_US/all.js#xfbml=1”;
d.getElementsByTagName(‘head’)[0].appendChild(js);
}(document));

 

Estos son sólo dos ejemplos pero lo cierto es que no es difícil encontrar otros supuestos en los que marcas, grandes o pequeñas, han metido la mata hasta el fondo en su intento de hacer social media marketing. Precisamente por ello no es recomendable lanzarse a los medios sociales sin un plan de acción.