Agencia Social Media y Marketing Online. Madrid, Barcelona y Valencia
hola@empresas2cero.com

La rutina diaria del Community Manager

Cada vez son más las empresas que cuentan con un community manager, ya esté integrado en la propia estructura organizativa de la empresa; sea un colaborador externo, o se trate de un trabajador de una agencia de social media con la que se ha contratado a fin de mejorar el marketing online.

Ya hemos comentado en otras ocasiones que su principal labor es, gestionar la imagen de una empresa en la red, prestando especial atención a los social media pero ¿cuál es realmente su día a día?

El trabajo de estos profesionales no es tan simple como entrar en la red y comenzar a poner comentarios o subir contenido. Lo primero que tienen que hacer es elaborar, junto con la empresa, el plan de actuación. Definir claramente que es lo que se va a buscar en las redes sociales. Por eso es vital que quienes se dedican a esta labor estén bien informados de los intereses de la empresa y de cualquier cambio de estrategia que haya en la misma.

Una vez que saben cual es el objetivo que buscan, comienzan a trabajar en la red. Nadie tendría interés en seguir a una marca, si en su perfil sólo se hablara de las bondades de sus productos o servicios, es por ello que gran parte del esfuerzo de los community manager se centra en recopilar fuentes. Es decir, buscar en la red contenidos que tengan que ver con el área en que trabaja la marca cuya imagen gestionan, a fin de encontrar artículos, vídeos, estudios o cualquier otra información, que sea útil para compartir y que resulte interesante a los seguidores.

A base del tradicional método de ensayo y error van poco a poco conociendo que es lo que más interesa a sus seguidores. Pero no finaliza aquí su trabajo, porque los usuarios se cansarían si todos los días se les ofrece lo mismo, es decir, pueden gustarles las infografías pero si les dan infografías todos los días, al final van a saturarse. Por eso tienen que estar buscando continuamente contenidos novedosos y que puedan llamar la atención de los internautas. Se trata de un perfil profesional que debe ser lo más proactivo posible.

No finaliza aquí su labor, sino que además, tienen que animar a los seguidores a manifestar sus ideas y opiniones. Cuanta más interacción exista por parte de los usuarios, más información se obtendrá de ellos y será más fácil ir rediseñando la estrategia de marketing online.
También deben saber lidiar con las quejas que reciben por parte de los usuarios y evitar, en la medida de lo posible, la intervención de trolls que puedan generar discusión y afectar a la imagen de la marca.

Podemos concluir entonces que se trata de personas muy preparadas y que no pueden dejar de lado su formación, ya que el mundo del marketing online está en constante cambio y para triunfar en la profesión hay que estar al día de las últimas tendencias y novedades, lo cual explica el auge que están teniendo los cursos de community manager en Madrid, Barcelona, Valencia y otras grandes ciudades.